El Pueblo de Xoco denuncia frente a Mítikah la falta de agua e impactos negativos ocasionados por este megaproyecto

El Pueblo de Xoco denuncia frente a Mítikah la falta de agua e impactos negativos ocasionados por este megaproyecto


Habitantes del pueblo de Xoco enfrentan  las múltiples consecuencias derivadas de la construcción  del megaproyecto Mítikah, como la falta de acceso a agua potable suficiente y el incremento de los costos en los servicios, lo que genera situaciones de desplazamiento forzado.

La Asamblea Ciudadana del Pueblo de Xoco, junto a ProDESC e integrantes de Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México, colocaron un tendedero de denuncias para visibilizar la forma en que estos megaproyectos actúan como mecanismos de segregación y exclusión de pueblos y barrios originarios en la capital del país.

La Asamblea Ciudadana del Pueblo de Xoco, responsabiliza a Fibra Uno (FUNO), empresa promotora de Mítikah, de diversas violaciones a sus derechos humanos, en específico su derecho humano al agua y las afectaciones a la calidad de vida de las y los integrantes del Pueblo de Xoco.

 

Ciudad de México, 2 de diciembre, 2023.- El día de hoy, los habitantes del Pueblo de Xoco, con el acompañamiento del Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC) y el respaldo de integrantes de Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México, se manifestaron frente las instalaciones del centro comercial Mítikah, donde se colocó un tendedero de denuncias que destaca los impactos negativos y las violaciones a los derechos humanos generados por el megaproyecto que han afectado gravemente a la comunidad.

En el tendedero se exhibieron diversas exigencias de las y los vecinos. La principal demanda de la comunidad es que el gobierno capitalino garantice su derecho al agua potable suficiente y deje de privilegiar el suministro a los megaproyectos inmobiliarios, en detrimento de las necesidades del pueblo originario.

El desabasto, la poca presión e intermitencia del vital líquido ha llevado a las y los integrantes del  pueblo de Xoco a esperar el flujo de agua durante la madrugada para poder recolectarla y, así, satisfacer sus necesidades básicas de consumo e higiene.

Las demandas también se centran en la nula supervisión de la calidad del agua suministrada por parte del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), pues los residentes han observado alteraciones en sus características. “A los tinacos les llega un hilo de agua recién a las cuatro de la madrugada, y no creo que los residentes de Mitikah estén viviendo lo mismo que nosotras; el agua muchas veces sale caliente y dudamos de su calidad para nuestro uso”, resaltó Marcelina, habitante del pueblo y quien acudió a la manifestación pacífica.

Durante la manifestación, con consignas como “¡Xoco no se vende!” y “¡Xoco resiste!”, las y los participantes reiteraron que, a pesar de que ha transcurrido un año desde la inauguración del centro comercial, seguirán ahí, luchando por su territorio y sus derechos, como el acceso al agua potable suficiente y de calidad. 

También recordaron la privatización de la calle Real de Mayorazgo en beneficio de Mítikah; mediante la construcción de la “explanada de integración”, destinada al acceso al centro comercial y los estacionamientos subterráneos, ha transformado la accesibilidad. Esta modificación dificulta la entrada y circulación hacia el Pueblo de Xoco, resultando inapropiada para sus festividades y expresiones culturales tradicionales que solían realizar antes de la construcción del megaproyecto.

Antonio Rosales, miembro del Pueblo de Xoco, expresó la exigencia a las autoridades “poner freno a las violaciones a derechos humanos que ha resentido nuestro Pueblo  desde la construcción de Mítikah. Estamos padeciendo el desabasto de agua, cada vez es más difícil transitar por nuestras calles; además, muchos de nuestros vecinos y amigos tuvieron que irse por no poder pagar el incremento a los costos del impuesto predial y los servicios”.

 

Xoco y su lucha por el derecho al agua

En 2009, como parte de las medidas de mitigación a cargo del desarrollo inmobiliario, la Dirección de Verificación Delegacional y Conexiones del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX) estableció la obligación a Fibra Uno (FUNO), promotora de Mítikah, de construir un pozo cuya operación y administración recaería en SACMEX, con la finalidad de proporcionar un supuesto suministro adecuado de agua potable para las y los integrantes del Pueblo de Xoco; sin embargo, la población ha denunciado la poca transparencia por parte de las autoridades para informar la forma en que está siendo operado, pues hasta el momento no se ha demostrado que esté cumpliendo su función. 

Juan Antonio López, coordinador del área de Justicia Transnacional de ProDESC,  puntualizó  que “el acceso al agua potable se ha vuelto un lujo y una forma de discriminación para las y los integrantes del Pueblo de Xoco”. Cuestionó que SACMEX haya otorgado un estudio de factibilidad hidráulica favorable sobre la disponibilidad de agua para la construcción y operación de Mítikah, “sin considerar objetivamente los impactos que ocasionaría al pueblo de Xoco, como lo es el desabasto de agua potable”. 

En más de diez años de lucha del Pueblo de Xoco, la comunidad ha emprendido diversas acciones, desde manifestaciones públicas hasta estrategias legales con el objetivo de defender su territorio ante la sistemática negación de las autoridades para reconocer sus derechos conforme a la ley. La más reciente acción legal, consiste en una demanda de amparo en contra de autoridades federales y de la Ciudad de México, realizada con el acompañamiento de ProDESC, organización especializada en litigio estratégico, que a partir del 2023 acompaña al pueblo de Xoco. La demanda actualmente sigue en curso.

 

 

No Comments

Post A Comment