Permanecen vacios legales y falta de protección en reclutamiento de trabajadores agrícolas de México, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, demuestra Informe comparativo

  • Las personas trabajadoras migrantes, o solicitantes de visa de trabajo, sufren de un sinnúmero de abusos, desde cobros ilegales en el proceso de reclutamiento, ofertas de visa falsas, retención de documentos, hasta amenazas y represalias por denunciar.
  • Global Workers Justice Alliance y la Iniciativa Regional Sobre Movilidad Laboral (INILAB) presentan el informe “Reglas de Reclutamiento: Países de Origen”.

Cuidad de México, D.F., 25 de febrero del 2016.- Cada año, se estima que más de 176,000 trabajadores mexicanos y centroamericanos viajan a Canadá y más de 100,000 a los EEUU a trabajar en el sector agrícola y otras industrias del sector de servicios, de bajo ingreso con visas de trabajo temporal. A pesar de los índices de inmigración irregular, o “sin papeles”, los programas de visas de trabajo temporal están en expansión y en aumento año con año.

En el informe “Reglas de Reclutamiento: Países de Origen” se realiza un análisis en el cual se describe lo que existe en términos de regulación en el reclutamiento desde los países de origen, así como los vacíos, y la necesidad de mejorar las protecciones para las personas trabajadoras migrantes en el proceso de reclutamiento, para prevenir los abusos que enfrentan como consecuencia de la falta de los mismos o de la débil implementación de las leyes que hay.

Se destaca que, en la región existe disparidad en cuanto a las regulaciones sobre el reclutamiento para trabajadores en el extranjero. A excepción de México y Honduras, el resto de los países en el área no cuentan con regulaciones específicas de reclutamiento.

No existe en ningún país de la región en comparación, un programa de empleo temporal establecido que formalice la relación de movilidad laboral entre gobiernos y establezca normas de corresponsabilidad legal entre empresas y gobiernos, ni del papel que podrían jugar las embajadas de los países de empleo en los países de origen, en cuanto a la coordinación e intercambio de información.

Así mismo no existe un control institucional efectivo sobre las actividades de agencias de reclutamiento, de parte de las agencias del Estado en los países de origen.

Por lo anterior, las personas trabajadoras migrantes, o solicitantes de visa de trabajo, sufren de un sinnúmero de abusos, desde cobros ilegales en el proceso de reclutamiento, ofertas de visa falsas, retención de documentos, hasta amenazas y represalias por denunciar.

El INILAB estima que desde 2010 más de 9,000 personas han sido defraudadas con el ofrecimiento de empleo a EEUU y Canadá, en más de 15 estados de la República Mexicana.

En Guatemala, se ha documentado la confiscación de títulos de propiedad cometido en contra de las personas trabajadoras migrantes, o los solicitantes de visa de trabajo, como garantía para asegurarse de que cumplan las condiciones de sus contratos bajo la visa H-2B para empleo en los EEUU.

Recomendaciones:

  • Estandarizar las regulaciones a nivel regional para una mejor protección de los derechos de las personas trabajadoras migrantes temporales.
  • Establecer principios básicos de protección para las personas trabajadoras migrantes temporales en el exterior.
  • Generar una base de datos, o proceso, para facilitar el intercambio de información de las agencias de reclutamiento y reclutadores entre consulados.
Submit to FacebookSubmit to Twitter

Boletín ProDESC

Facebook de ProDESC